logo lendix

se convierte en

logo october
Saber másContinuar en october.eu

4 cosas a tener en cuenta para financiar el desarrollo internacional de mi empresa

En el mundo globalizado actual, abrirse internacionalmente es fundamental para el éxito de un negocio. ¿Quieres saber cómo financiar el desarrollo internacional de tu empresa? A continuación, te contamos qué debes tener en cuenta.

Hoy en día, si no eres internacional, no existes. Esta es la realidad con la que muchas empresas se encuentran en su actividad profesional. El desarrollo local o nacional tiene unas claras limitaciones, y toda empresa quiere crecer. Pero abrirse al mercado internacional no es nada fácil…ni rápido a veces.

Si te planteas ampliar el alcance de tu empresa a otros países, necesitas encontrar una manera adecuada de financiar el desarrollo internacional del negocio. En Lendix, hemos preparado esta lista de cosas que debes tener en cuenta cuando busques financiación.

1. ¿Qué necesito?

Este punto es fundamental y debes tenerlo muy claro antes de buscar financiación. ¿En qué vas a invertir ese dinero? Para ciertos tipos de expansión necesitarás hacer reformas en tus instalaciones. O tal vez renovar maquinaria para poder ajustarte a las leyes y especificaciones técnicas de los países en los que piensas implantar tu negocio. En otras ocasiones, el dinero irá destinado a adquirir otra empresa cuyos servicios e infraestructura quieras absorber en la tuya. Otras, directamente necesitarás construir instalaciones en el extranjero. Todo esto cambia tus necesidades a la hora de financiar el desarrollo internacional de tu empresa. Ten una visión clara y establece un proyecto con unos objetivos claros: qué necesitas y cómo piensas conseguirlo.

2. ¿Cuándo lo necesito?

Las diferentes líneas de financiación van a tener sujetos unos tiempos distintos. Las subvenciones estatales, por ejemplo, suelen ser más lentas y tener unos plazos cerrados. Eso significa que no podrás aprovecharte de oportunidades únicas, sino que tendrás que pensar más a largo plazo. La financiación privada suele ser más rápida al no estar sujeta a tanta burocracia.

3. ¿Qué estoy dispuesto a dar a cambio?

La contraparte del tiempo es lo que el prestamista te exige a cambio de financiar el desarrollo internacional de tu empresa. Y esto tiene más peso de lo que parece. Antes de aceptar la financiación, fíjate muy bien en lo que se exige respecto a covenants, productos vinculados… Tener a un intermediario, como el Estado o una plataforma independiente, puede librarte de sufrir prácticas poco éticas de parte de ciertos prestamistas.

4. ¿Qué métodos de financiación tengo a mi disposición?

Los métodos de financiación tradicionales son la banca, las subvenciones estatales y europeas y recaudar dinero de tus ahorros y tu entorno. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. La banca suele ofrecer cantidades grandes bastante rápido pero, en algunos casos, nos podemos encontrar con entidades poco éticas. Los organismos internacionales ofrecen mucha seguridad, pero sus tiempos son lentos por toda la burocracia implicada. Y sacar la financiación de tu entorno probablemente no recaude todo lo que necesites (además de que puede crearte problemas de índole personal).

Otra opción más novedosa es la financiación participativa.

¿Qué es la financiación participativa?
Es una forma segura y ágil de financiar el desarrollo internacional de tu negocio. Mediante una plataforma intermediaria, empresarios y particulares conocen tu proyecto y prestan según sus posibilidades. Gracias a eso, tu proyecto estará financiado por personas que creen en él y en tu empresa. A cambio, tu empresa les devolverá el préstamo cada mes con sus intereses… Esto te permite financiar el desarrollo internacional de tu empresa de una forma segura y sabiendo que ya hay muchas personas que confían en ti.

En Lendix podemos ayudarte a financiar tus proyectos de desarrollo internacional. Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de acompañarte en el proceso.

 

Prueba tu elegibilidad