logo lendix

se convierte en

logo october
Saber másContinuar en october.eu

empresas

Diferentes formas jurídicas en los Países Bajos

El sistema legal neerlandés tiene 9 formas jurídicas diferentes para las empresas neerlandesa. Las formas jurídicas más comunes son eenmanszaak, vennootschap onder firma (VOF) y besloten vennootschap (BV). Es importante recordar estas palabras neerlandesas, ya que estas son las formas jurídicas más comunes que se encuentran en October.

Varias formas jurídicas

Estas formas jurídicas vienen con diferentes niveles de responsabilidad, normas, impuestos y estructuras administrativas. ¿Cuáles son las características más importantes de estas formas?

Eensmanszaak

La eenmanszaak se traduce como un «propietario único» Es rápido y fácil de establecer con la cámara de comercio local. No hay restricciones de capital o cualquier otra restricción legal. Aunque el nombre sugiere que consiste en una sola persona, una eenmanszaak puede de hecho tener empleados. Siempre tiene un solo propietario.

Con una eenmanszaak, el empresario paga una cantidad relativamente pequeña en impuestos cuando se realiza un beneficio pequeño. Por lo tanto, es una estructura legal que a menudo se ve en negocios que empiezan. La desventaja de esta forma jurídica, para el empresario, es que es personalmente responsable de las deudas del negocio. A medida que la empresa crece, se hace menos atractivo dirigir tu negocio con una eenmanszaak y a menudo se transforman en una BV. Por eso es que varias ocasiones encontrarás que las enmanszaken son empresas relativamente pequeñas. Si una eenmanszaak pide un préstamo en October, también podemos embargar los bienes personales para pagar la deuda. En October, sólo financiamos eenmanszaken con al menos 5 empleados.

VOF

Una VOF es una sociedad general entre 2 o más socios, que poseen un negocio juntos. Como la eenmanszaak, los propietarios del VOF son personalmente responsables de la deuda. Cada socio es totalmente responsable de la totalidad de la deuda. Por lo general, los socios de una VOF son personas físicas, pero en casos excepcionales también pueden ser personas jurídicas como una BV (ver más abajo). Z. en X. Wang y La Paulowna Boutique Hotel son ejemplos de VOF que se financiaron en la plataforma.

BV

La estructura legal de una BV es completamente diferente de las formas jurídicas mencionadas anteriormente. La BV es una entidad legal, lo que significa que la responsabilidad de una empresa está separada de la de sus propietarios. En caso de que la BV no pueda cumplir sus obligaciones de pago, el acreedor sólo puede reclamar los activos de la BV, a menos que se hayan llevado a cabo otros acuerdos contractuales, como una garantía personal.

La BV es una forma jurídica más profesional, que suele ser utilizada por empresas que son lo suficientemente grandes, emplean a varias personas y existen desde hace algunos años. Se requiere un mayor esfuerzo para crear una BV y una BV requiere informes anuales que se deben disponer con la cámara de comercio.

La propiedad de una BV se divide en acciones, lo que significa que una BV puede tener múltiples propietarios. La cantidad de acciones que alguien tiene, define su poder en el negocio y su derecho a las ganancias del BV. Lo curioso es que el capital social total de un BV puede ser tan sólo de 0,01 euros.

La mayoría de las empresas neerlandesas financiadas en October son BV, entre ellas Plant Trend, Holbox y Filling Pieces.

Invirtiendo en diferentes formas jurídicas

Cuando se presta a empresas en October, siempre se debe leer la descripción del proyecto. Esta contiene información valiosa, como para qué se utilizará el dinero y las cifras financieras clave de la empresa. La descripción del proyecto también muestra la forma jurídica de la empresa.

En caso de recobro judicial, hay más posibilidades de recuperar el capital atrasado cuando el propietario de una empresa es personalmente responsable. Con una eenmanszaak o VOF los dueños son siempre (personalmente) responsables. Si existen garantías adicionales, se pueden encontrar en el contrato de préstamo con la empresa.

Independientemente de su forma jurídica, las empresas siempre tienen que cumplir con nuestros criterios mínimos para los proyectos estándar: ser rentables, estar al menos 3 años operando y tener al menos 250.000€ de facturación al año. Por supuesto, ninguna empresa obtiene un préstamo sin pasar nuestro análisis de crédito.