lendix

se convierte en

logo
Saber másContinuar en october.eu

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te ofrecemos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas en esta web, asumiremos que estás satisfecho con ellas. Saber más

Invirtiendo en refinanciación

18 de septiembre, 2019

En October financiamos cada momento importante del crecimiento de las empresas. Las apoyamos en los Momentos de Vida que impulsan sus negocios.

Nos gusta contarles a nuestros inversores más acerca de cuáles son estos momentos tan importantes y a qué deben prestar atención. En el tercer artículo de la serie Momentos de Vida hablamos de la Refinanciación.

Refinanciación

Un negocio tiene muchas opciones de financiación. Hay formas tradicionales, como un préstamo bancario, la emisión de bonos o la venta de acciones. Los desarrollos recientes de las FinTechs han introducido alternativas, como la financiación colectiva, y han reducido los obstáculos para opciones como el factoring y el leasing.

Es importante que la financiación elegida se ajuste a las necesidades de la empresa. Pero las necesidades pueden cambiar. La tasa de interés en el mercado puede disminuir o, la empresa puede seguir creciendo. Como resultado, otras oportunidades de financiación se vuelven atractivas y puede ser beneficioso para una empresa la posibilidad de refinanciar. Al refinanciar, una empresa encuentra nueva financiación para reemplazar su financiación existente.

La mayoría de las empresas siguen siendo financiadas por el banco. Como alternativa al banco, comúnmente recibimos solicitudes de refinanciamiento. Cerpa pidió prestado 1.500.000€ en October para financiar su programa de inversiones.

Análisis por el equipo de Crédito

«Una empresa puede refinanciar para reducir costes, refinanciando su préstamo actual a un préstamo con un interés más bajo. Además, la compañía puede extender el plazo del préstamo. De este modo, la empresa reduce el importe que se devuelve mensualmente. La empresa también podría reducir los pagos mensuales y los pagos de intereses pagando parte del préstamo.

Otro objetivo popular de la refinanciación es exactamente lo contrario a pagar el préstamo. Una compañía puede elegir aumentar la cantidad del préstamo. El dinero adicional que viene disponible puede ser utilizado para nuevas inversiones, por ejemplo.

La última opción de refinanciación y menos utilizada, es consolidar varios préstamos. La compañía entonces reemplaza varios productos de crédito con un préstamo, a menudo a una tasa de interés más baja que el promedio actual.

A diferencia de la internacionalización o digitalización, no existe riesgo de ejecución operativa tras la refinanciación. El éxito de la refinanciación no depende del éxito de una nueva inversión.
Sin embargo, existen costes asociados con la refinanciación. Por un lado, los costes de la rescisión anticipada de un contrato y, por otro, una comisión por la nueva financiación.» – Tim de Heij, analista de crédito en Amsterdam

« volver al blog