october

Por qué dejo de ser el CEO de October… ¡pero por qué sigo involucrado!

Hace 7 meses, conté en el podcast de Matthieu Stefani (Podcast GDIY – sólo disponible en francés) mi lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica (también conocida como la ELA). Me he comprometido a luchar contra esta enfermedad rara y mortal. Esta noticia tuvo una repercusión más allá de lo esperado y me confirmó que la transparencia es casi siempre la mejor opción.

7 meses después, nada ha cambiado. De hecho, todo lo contrario. Lo ocurrido no hace sino reforzar mi determinación de luchar y vivir aprovechando al máximo cada momento. «En medio del invierno, descubrí que había, dentro de mí, un verano invencible», parafraseando a Camus. Y la vida es bella, verdaderamente bella.

Espejito espejito, dime cómo me veo

He tenido que adaptarme desde que convivo con la ELA. He borrado Strava de mi móvil y he colocado la app Doctolib (app de servicios médicos) en la página principal de mi iPhone junto con la app de October. No camino muy bien (me parezco un poco al Doctor House), no hablo muy bien y mi cuerpo convive con los efectos secundarios. Pero mi cerebro sigue -esa es la reconfortante promesa de esta enfermedad- funcionando como antes. Ni más rápido ni más lento. Pero mi dicción ya no me permite decir de manera clara todo lo que me sale del corazón (o del cerebro). Así que enfatizo. Repito. Hablo despacio para captar mejor la atención. Pero el resultado no es el mismo. Tengo que aprender a aceptarlo.

Además, tengo que aprender a aceptar la mirada interrogativa de los demás, aunque en su mayoría sea benévola. Puedo sentir el instinto legítimo en cada encuentro, la pregunta lógica: «¿mejor/peor?». Estoy aprendiendo a aceptar mi aspecto, como todo el mundo, cada mañana, frente a mi espejo, me diagnostico. A menudo mal. A menudo de forma sesgada. Pero los hechos están ahí.

La vida es bella

No todo iban a ser problemas. Durante los últimos 7 meses, la vida ha sido emocionante, tanto en lo personal como en lo profesional. October ha experimentado un crecimiento de los ingresos del 70% en 2021, ha financiado más empresas este año que en 2018, 2019 y 2020 juntos y ha comenzado con éxito a ofrecer su tecnología a las instituciones financieras (véase nuestra noticia con Bpifrance).

Así que quería dar a October la posibilidad de aprovechar todas las oportunidades a pesar de mi salud. Estoy convencido de que esto requiere una mejor organización del equipo, tranquilizadora para todos, interna y externamente.

Mi socio y cofundador, Patrick de Nonneville, pasa a ser Director General, mientras que nuestro CEO de October Alemania, Thorsten Seeger, le sustituye como Director de Operaciones (COO). Junto con nuestros directores de los países (Gregoire, Sergio y Luuc), se centrarán en el crecimiento de nuestro negocio de préstamos.

Por mi parte, pasaré a ser un presidente activo y comprometido del Consejo de Supervisión. Además, será una oportunidad para ver a todos nuestros otros talentos dar un paso adelante y asumir más responsabilidades, desde Sarah (Producto) hasta Marie (Inversores Institucionales), pasando por Julien (Tecnología), Christelle (Finanzas), Claire (October Connect), Tejas (Datos), Eugenio (Riesgo), Marc (Recobro), Julien (Operaciones), Matthieu (Operaciones Internas) y Camille (Inversores particulares).

¿Concretamente?

De forma directa y transparente:

  • No, no voy a dimitir operativamente en absoluto. Sigo viniendo a la oficina y estando con los clientes y los equipos.
  • No, esto no es un preanuncio de mi muerte. Me siento vivo, capaz de trabajar. Anticiparse a las dificultades no hace que éstas se produzcan más rápido.
  • No, nadie me ha empujado a salir. Esta decisión es mía. Y tengo la vanidad de pensar que es la decisión correcta.

Gracias.

Una lucha así no puede llevarse a cabo en solitario. Por lo tanto, debo dar las gracias a quienes hacen que mi vida sea hermosa.

Mi mujer Virginie, mis hijos Louis y Clément, mi familia y mis amigos.

A los equipos de October y a mis socios.

A nuestros accionistas y a Xavier Anthonioz, que, aunque sigue en el consejo de administración, deja su puesto de presidente.

A nuestros 28.000 clientes.

Y a los que no conozco, pero que me envían apoyo.