logo lendix

se convierte en

logo october
Saber másContinuar en october.eu

empresas

Invirtiendo en adquisición

30/10/2019

Cada semana hablamos sobre un «Momento de vida». En el octavo artículo de esta serie vamos a hablar sobre la adquisición de un negocio.

Adquirir un negocio

Las empresas siempre quieren crecer como objetivo principal. En nuestros últimos artículos, hemos hablado sobre varios momentos de crecimiento dentro de las empresas. Entre otras cosas, una empresa puede invertir en una nueva campaña de marketing para dar a conocer su producto o expandirse al extranjero para lograr crecimiento. Sin embargo, a veces la mejor manera de lograr crecer es simplemente adquiriendo otro negocio, teniendo en cuenta que dos es mejor que uno.

Hay varias formas de lograr que una empresa crezca a través de la adquisición de otro negocio. Por ejemplo, una empresa puede abrirse camino en nuevos mercados internacionales para aumentar sus ingresos. O, si adquirieran una empresa en el mismo mercado, la empresa podría mejorar su posicionamiento y ganar poder. Otra razón para adquirir una empresa es obtener el control de los activos valiosos subyacentes, el conocimiento o las patentes. Además, el mayor tamaño de la nueva empresa, como resultado de la fusión o de la adquisición, permite lograr economías de escala mediante, por ejemplo, un mayor poder de negociación sobre los proveedores o el reparto de las instalaciones de producción.

Pero una adquisición no siempre es un movimiento estratégico o una transacción de negocio a negocio. Una adquisición es a menudo el resultado de una oportunidad de compra por parte de la dirección. Lógicamente, con una compra por parte de la dirección, el nuevo gerente se abre camino en la dirección de la empresa al hacerse cargo (de una parte de las acciones) de las mismas. Por lo general, estas compras ocurren cuando un ex gerente busca retirarse.

Cualquiera que sea el motivo de la adquisición, suele requerir una gran inversión. Si la entidad que se hace cargo de la otra empresa no puede financiarla con sus propios fondos, la empresa puede solicitar un préstamo en October. Hemos realizado varios proyectos de adquisición y compra por parte de la dirección, como Fridec Solutions, que solicitó 900.000€ para financiar la adquisición de las acciones de Eusebio José Luis de Benito que se iba a retirar y quería vender a sus sobrinos el 50% de la empresa.

Análisis por parte del equipo de crédito

«La financiación de una adquisición requiere un análisis exhaustivo. No sólo por nosotros, sino también por la parte que se hace cargo del otro negocio. Las adquisiciones pueden ser arriesgadas. Nuestro director de riesgo ha indicado que tenemos una mayor tasa de impago entre los proyectos de adquisición. En algunos casos, el vendedor tergiversó el valor de los activos comerciales subyacentes, por ejemplo, y no reveló deudas de mantenimiento o deudas fiscales. Si este es el caso, el comprador siempre paga de más y la inversión no rinde. Por lo tanto, ahora requerimos que el comprador haga una diligencia extensa. Además, el comprador tendrá que demostrar que tiene un conocimiento suficiente del sector.

Las adquisiciones también conllevan un riesgo operacional superior a la media. Una mala gestión de la empresa que adquiere o un choque cultural entre los empleados de las diferentes empresas representa un riesgo operacional. Podría dar lugar a inseguridad laboral y afectaría a la productividad, los ingresos y, en última instancia, la capacidad de pago. Para absorber el riesgo operacional, requerimos una mayor capacidad mínima de reembolso para los proyectos de adquisición. El FCCR debe ser de al menos 1,2, lo que significa un margen de al menos el 20% para cubrir los pagos del préstamo.

Sin embargo, las adquisiciones tienen grandes ventajas si se ejecutan bien. A menudo conducen a un aumento de las ventas y a una posición más fuerte en el mercado para la empresa recién formada. Esto conduce a sinergias y ventajas de escala. Por ejemplo, los esfuerzos de marketing pueden combinarse y llevarse a cabo con menos personas. Además, todos los costes pueden repartirse entre más clientes. Las adquisiciones también representan una oportunidad de reducir la masa salarial, ya que se pueden eliminar las posiciones superpuestas.

Para reducir la presión sobre la dirección, podemos reducir la carga financiera al inicio del préstamo ofreciendo una opción de reembolso de capital diferido. Durante un período predeterminado, la empresa sólo tendrá que pagar intereses. Un reembolso de capital diferido reduce el estrés y permite a la dirección establecerse y asegurarse de que la empresa adquirida funciona a plena capacidad. Después del período de amortización del capital diferido, las amortizaciones del préstamo siguen un programa de amortización normal.» – Alexander Chan & Bob Lieftink, analistas de crédito en Ámsterdam