lendix

se convierte en

logo
Saber másContinuar en october.eu

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te ofrecemos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas en esta web, asumiremos que estás satisfecho con ellas. Saber más

« Volver a las historias

Érase una vez... Ramón Soler

Hablamos con Jordi Soler, director general. Él forma parte de la cuarta generación que desde 1890 se ha dedicado a la fabricación de grifería sanitaria. Ramón Soler es una empresa familiar que nació en Manresa. Actualmente, propiedad de su padre, su hermano y él.
  • business

    Actividad

    Industria / Tecnología

  • loan

    Objeto del préstamo

    Optimizar la producción

  • amount

    Cantidad prestada

    830.000 €

  • duration

    Plazo del préstamo

    30 meses

  • interests

    Intereses percibidos

    5.25%

Jordi Soler lidera el proyecto desde hace un tiempo y se encuentran realizando un nuevo plan de negocio para mejorar la empresa. Industrias Ramón Soler está trabajando con un nuevo equipo, han invertido en software, en almacén, en logística y en producto. Están cambiando su modelo de negocio totalmente.

Del pasado yendo hacia el futuro

Industrias Ramón Soler es una empresa de 130 años, una empresa tradicional con una gran trayectoria, que viene del pasado y va hacia el futuro. A día de hoy, se trata de una empresa con clara vocación de exportación, implantados ya en 50 países.

Jordi Soler nos cuenta que fabrican grifería sanitaria, pero no cualquier grifo, sino grifos con una gran carga social.

Nuestros grifos deben cumplir una ecoeficiencia y para nosotros es importante el valor percibido del cliente que recibe un grifo de Ramón Soler. Se compone de cosas intangibles, como el funcionamiento perfecto, que dé un confort al usuario, que cada persona que use estos grifos para su vida perciba siempre la calidad. Además, la estética, tenemos un sello, tenemos nuestra personalidad en cuanto al diseño y la fabricación.

Ampliando sus horizontes

October les ayudó a superar uno de los proyectos más importantes que habían tenido: la adquisición de un tercio de su planta de fabricación principal. Tenían dificultades con el socio y adquirirlo al completo era clave para el futuro de la compañía.

Tuvimos que reaccionar muy rápido y ahí entró October. Fue rápido y eficaz en un momento que había que tomar rápidamente decisiones.

En estos momentos, se encuentran realizando un trabajo de fondo para poder crecer en los próximos años. Para ello, realizan mejoras continuas, sacan patentes, investigan… En definitiva, tienen como objetivo crear productos que aporten a la sociedad.

Como director general, tengo que tener mucha visión hacia el futuro y Ramón Soler creo que es una empresa que va a llegar muy alto. Tenemos muchos proyectos de futuro, por lo que vamos a necesitar nueva financiación y October sin duda, va a ser nuestra primera opción a tener en cuenta.

Un total de 691 inversores participaron en el proyecto de Industrias Ramón Soler en October.